Llama AHORA! asesoría gratuita

01800 110 3000

Deudas

Publicado el January 27th, 2017 | por Leticia Franco

No todo lo que brilla es oro, ten cuidado al pedir un préstamo

Nuevo año, finanzas nuevas o deudas nuevas

Si en el año viejo no se hizo una buena administración de las finanzas es muy probable que la cuesta de enero no tenga piedad y se comience un año complicado.

Ante este panorama de endeudamiento e incertidumbre se corre el riesgo de ser presa fácil de empresas que ofrecen préstamos fáciles y cantidades altas. Éstas brindan dinero de manera inmediata y prácticamente sin requisitos, no están debidamente registradas ante el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), por lo que no están constituidas como instituciones financieras y por ende, la Condusef no tiene facultades para atender reclamaciones en caso de incumplimiento. A sí que, ¡cuidado!

¡Préstamos rápidos! 

#1 Este tipo de anuncios son atractivos porque ofrecen cantidades grandes (de 50 mil a 2 millones).

#2 No piden aval.

#3 No te piden que compruebes ingresos.

#4 Y con vehemencia te dicen que NO REVISAN BURÓ DE CRÉDITO. Anzuelo que no falla pues, el tema de Buró es tabú en México.

Ten cuidado si:

  • Te piden dinero para que te presten dinero (ilógico, ¿no?)
  • El monto que te piden lo justifican con:

1) Son gastos que se deben pagar para la apertura del contrato.

2) Para un seguro de vida.

3) O es para la primera mensualidad del préstamo.

Para que esto no te suceda presta atención en lo siguiente:

  • El firmar el contrato con estas empresas no te garantiza que te den el préstamo, pero si te obliga a liquidar los pagos establecidos en el contrato.
  • Si por alguna razón te atrasaste con tu mensualidad, la empresa dará por entendido que ya no requieres sus servicios y como consecuencia no podrás recuperar las aportaciones realizadas.
  • Si la institución financiera te otorga el crédito deberás pagar una comisión por éxitosobre el monto otorgado.
  • Si cancelas de manera anticipada el contrato o incumples alguna cláusula serás acreedor a una pena, por lo que estarás obligado a pagar cierto porcentaje de dinero. Además tendrás que cubrir el saldo de los pagos pendientes y los gastos generados por penalización y honorarios.
  • El proveedor puede difundir y compartir tu información personal con otras instituciones financieras y a ti se te obliga a no revelar ningún tipo de información sobre la gestión del crédito.

 

Imagina tu vida sin deudas 

Tags: , , , , , ,


Sobre el Autor

Egresada de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión. Prefiere leer los periódicos físicos que virtuales. Ha adoptado nuevos hábitos financieros, por ejemplo, evita el gasto hormiga.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top ↑