Llama AHORA! asesoría gratuita

01800 110 3000

Creditos nueva

Publicado el June 12th, 2017 | por Leticia Franco

0

Ya pagué mis deudas, ¿con qué tarjeta de crédito retomo el buen camino crediticio?

Por ComparaGuru.com

No hay nada como salir de deudas viejas y sentir de nuevo la libertad de tu independencia financiera… Si estuviste pagando alguna compra por dos o tres años e incluso más tiempo; si al fin liquidaste tu auto; si ya acabaste con los pagos de tu préstamo o el crédito estudiantil, sabes de lo que estamos hablando. Al día siguiente de cubrir todas tus deudas atrasadas seguramente no querrás volver a escuchar nada de ningún banco ni financiamiento, y es comprensible. Pero ¡cuidado! Justamente cuando has “limpiado” tu historial, estás en el momento ideal para potenciarlo de una manera mucho más sencilla. Te explicamos cómo.

¿Por qué sacar una tarjeta de crédito justo ahora?

Cuando liquidas por completo una deuda, estás en un momento crediticio idóneo, pues ya cuentas con experiencia en tu score, y has logrado consolidarla en buenos términos. Dicho en otros términos, tienes antecedentes de crédito sin estatus de morosidad o impago, lo que te hace un prospecto confiable para las entidades, además de que al iniciar una historia “nueva” (y responsable) con una tarjeta de crédito, seguirás sumando puntos positivos a tu historial.

Por otro lado, si has saldado deudas viejas, es probable que tu situación económica se vea un poco comprometida para pagar los gastos diarios. Para ello, una tarjeta de crédito puede ser el instrumento ideal para ayudarte a financiar hasta por 50 días. Si aprendes a utilizar la tarjeta y pagarla antes de la fecha de corte, usarás el dinero exacto que puedes pagar, dispondrás de liquidez siempre y ¡sin tener por qué pagarle intereses al banco!

Además, tener una tarjeta de crédito te dará otras ventajas al momento de manejar tus finanzas, entre ellas, la opción de domiciliar los pagos recurrentes de tu casa, además de obtener promociones y ciertos descuentos en establecimientos afiliados.

Un detalle importante, es que las Sociedades de Información Crediticia (SIC) como el Buró y Círculo de Crédito actualizan sus reportes mensualmente. La recomendación es esperar al menos un mes después de haber saldado tus deudas anteriores, antes de emprender la historia con una tarjeta de crédito.

¿Qué tipo de tarjeta de crédito te conviene después de estar endeudado?

Sin duda no quieres volver a los ciclos eternos de endeudamiento, así que la mejor alterativa para aprovechar los beneficios de un plástico y mantener tu historial crediticio saludable, sin mayores compromisos, quizá sea optar por una tarjeta de crédito sin anualidad, clásica o “básica”.

Por ley, todos los bancos deben contar con un producto así entro su oferta. Se trata las tarjetas más sencillas, con un límite de crédito bajo, en promedio de $14,000, que no tienen grandes programas de puntos ni servicios de lujo, pero te ahorran el pago de la comisión anual.

La tarjeta de crédito sin anualidad es una buena opción si:

  • Te has propuesto saldar tus deudas siempre al cierre de mes. Si estás decidido a ser  totalero y pagar la deuda completa de tu tarjeta de crédito cada mes, te conviene revisar cuánto pagarás de comisión anual y elegir el plástico de anualidad 0%.
  • Solo la usarás como método de pago o para emergencias. ¡Que no te cueste mientras no las usas!
  • Si no tienes muchos ingresos. Entre más caro sea mantener la tarjeta tendrá más lujos, sí, pero si no ganas dinero suficiente, terminarás endeudado por servicios que no lograste aprovechar.

Antes de escoger una tarjeta de crédito, revisa que esté incluida la tasa de interés, el costo de las comisiones, la anualidad o el Costo Anual Total. Recuerda que la mejor tarjeta para ti depende del uso que le des. Te invitamos a visitar www.Comparaguru.com para asesorarte.

Tags: , ,


Sobre el Autor

Egresada de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión. Prefiere leer los periódicos físicos que virtuales. Ha adoptado nuevos hábitos financieros, por ejemplo, evita el gasto hormiga.



Back to Top ↑